600 079 999 (24h)

Las mujeres piden más ayuda por alcohol que los hombres

El alcohol fue la droga más consumida por las personas atendidas para superar su adicción en 2016, año en el que se rompe una tendencia entre los recién llegados: las mujeres superan a los hombres en el consumo de esta sustancia (un 31% frente al 27% de los varones).

Así se desprende del estudio de perfil de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), que ha recabado los datos de las 56.160 personas atendidas en las 158 organizaciones de esta red, 14.342 más que un año anterior.

Este estudio sobre demanda de tratamiento, elaborado en colaboración con el Colegio de Sociólogos de Madrid y que ha contado con el apoyo del Plan nacional sobre Drogas supone “un espejo de biografías con nombre y apellidos” que permite obtener “un perfil ajustado de la realidad”: adulto de entre 26 y 44 años, que consume varias drogas y recibe tratamiento principalmente por causa del alcohol.

Un 81 % de las personas atendidas son policonsumidores y tras el alcohol, la droga más consumida es la cocaína. Ésta se consume de forma única en un 29 % de los casos.
El cannabis es la tercera sustancia (la consumieron un 20 % de los que demandaron atención por primera vez el pasado año) y el porcentaje de personas que consumen heroína (15 %) ha bajado respecto a otros años anteriores.
Además, el consumo de ansiolíticos y somníferos entre las mujeres duplica al de los hombres, aunque aun sigue siendo de carácter minoritario.

El estudio también revela también que más del 50 % de las personas atendidas llevaban más de 11 años consumiendo, aunque en el caso de las mujeres la media se sitúa en los 6 años.
También hay que destacar la importancia de no obviar en los estudios la perspectiva de género para saber hacia dónde hay que dirigir las acciones “uno de los pilares fundamentales” de la nueva estrategia 2017-2024, plan que se aprobará en breve.

En cuanto a las adicciones sin sustancia, las entidades de la red UNAD han atendido a 3.939 personas, un 72 % hombres y más de la mitad con unas edades comprendidas entre los 26 y los 44 años.

HAY GRANDES DIFERENCIAS La mayoría presentan problemas de adicción al juego (38 %), seguido del teléfono móvil (19 %), internet (15 %) y los videojuegos (13 %). Existen grandes diferencias entre hombres y mujeres: mientras para ellas la principal adicción es el móvil, para ellos es el juego patológico.

Durante el pasado año las organizaciones han incrementando el nivel de intervención en las familias.
El perfil del familiar que acude en busca de ayuda es principalmente el de una madre (46 %), seguida de la pareja (20 %) y el padre (19 %), peticiones de apoyo que han ido normalizándose tras superar ciertos estigmas sociales del pasado.