¿Por que las drogas crean más adicción que las recompensas naturales?

¿Por que las drogas crean más adicción que las recompensas naturales?

El consumo de drogas reduce los neurotransmisores

Para el cerebro, la diferencia entre las recompensas normales y las recompensas de las drogas se puede comparar con la diferencia entre alguien que susurra algo al oído y alguien que grita en un micrófono. De la misma manera que bajamos el volumen de una radio que está muy alto, el cerebro de una persona que hace uso indebido de las drogas se ajusta y produce menos neurotransmisores en el circuito de recompensa o reduce la cantidad de receptores que pueden recibir señales. El resultado es que la capacidad de la persona para experimentar placer con las actividades que estimulan la recompensa en forma natural (es decir, que refuerzan el comportamiento) también disminuye.

Por eso es que una persona que abusa de las drogas acaba por sentirse apagada, sin motivación, desanimada o deprimida y no puede disfrutar de cosas que antes le causaban placer. A esa altura, la persona necesita continuar consumiendo drogas para sentir apenas un nivel normal de recompensa, lo que solo empeora el problema y crea un círculo vicioso. A menudo la persona también necesitará tomar cantidades mayores de la droga para lograr la conocida euforia, un efecto que se conoce como tolerancia.

Centro de recompensa segrestado por el consumo de droga

Acciones que en un principio son voluntarias y totalmente controladas, como la elección de probar la heroína, pueden pasar a ser la única opción que nos quede si nos volvemos adictos.

En estos casos, nuestro sistema de recompensa solo se activará al consumir una dosis, dejándonos totalmente incapaces de sentir satisfacción por otra cosa.

Hay muchos tipos de adicciones, sin embargo, el mecanismo que se esconde detrás de ellas es fundamentalmente el mismo: el centro de recompensa queda “hackeado” y pasa a ser una herramienta que nos orienta a un único objetivo, haciéndonos perder el control sobre lo que hacemos.

El consumo de drogas a largo plazo deteriora el funcionamiento del cerebro.

Si tienes problemas de adicción o tienes un familiar o amigo que los padece, contacta con nosotros y te asesoraremos sobre el proceso a seguir.

Deja un comentario

Cerrar menú