Enganchados a las redes

Enganchados a las redes

Estar enganchado a las redes sociales es algo cada vez más común y sentir ansiedad por olvidarnos el móvil, empieza a ser un comportaminento habitual. Nadie puede discutir sobre los avances y beneficios que nos han traído las nuevas tecnologías, pero condicionar nuestra vida a un dispositivo móvil puede llegar a ser perjudicial para la salud.

Cómo puede afectarnos el abuso de las redes sociales

Inquietud, falta de concentración, ansiedad, depresión… son algunas de las consecuencias que puede generarnos el mal uso de las redes.

Muchas son las advertencias que se hacen desde numerosas organizaciones sobre la necesidad de hacer un buen uso de las nuevas tecnologías, ya que se ha demostrado que generan adicción.

Motivos por los que pueden crearnos adicción:

  1. Facebook, Twitter... permiten con gran facilidad entrar en contacto con otras personas y establecer falsas relaciones muy rápidamente que en la vida real sería imposible.
  2. Solo proyectamos lo positivo: lo bien que lo hacemos, lo bien que nos lo pasamos, lo felices que somos, siempre esperando una rápida respuesta por parte de los demás usuarios.
  3. Nos crea una sensación de gratificación instantánea, ya que inmediatamente obtenemos alguna respuesta. “El estímulo positivo del feedback”.
  4. Durante un cierto tiempo localizado conseguimos ser el foco de atención y sentirnos querido y observado por miles de personas.

Debido a estos motivo y algunos más, hoy por hoy hay muchas personas que son incapaces de estar un solo día sin estar conectados y mirar su ordenador, tablet o smartphone, lo que puede acabar derivando en estados de ansiedad, estrés… cuando no pueden acceder a ellos.

Aprende a gestionar las redes

Un buen uso controlado de las redes sociales puede aportarnos grandes beneficios, esta herramienta logra que podamos estar informados y mantener el contacto con algunas personas a las cuales no podemos ver normalmente, pero también debemos de tener en cuenta algunas series de pautas en el uso de las redes.

  1. Hay que establecer límites de tiempo y usarlo para otras actividades.
  2. Pasar tiempo enriqueciendo nuestras relaciones personales reales con amigos, familiares…

Cómo reconocer los síntomas de la adicción a las redes sociales

Las redes sociales por sí no son ni buenas ni malas, todo depende del uso que le demos, aunque existen ciertas señales de alarma que nos avisan de la posibilidad de una verdadera adicción.

Estos síntomas son:

  1. Revisar sus redes sociales muchas veces al día constantemente.
  2. Actualizar continuamente perfil, fotos, etcétera, etiquetando siempre a los amigos para recibir feedback.
  3. Sentir angustia, irritación, abandono… si no recibe un comentario en los últimos post.
  4. Inventar excusas y mentirse a si mismo cuando tiene que interrumpir o cortar la conexión, pese a que retrase cosas importantes que tenga que hacer o incluso dejando de hacerlas.
  5. No poder estar más de un par de horas sin conectarse.
  6. Dejar de lado o sentirse incomodo en las relaciones sociales y familiares y buscar cualquier momento para visualizar sus redes.

¿Podemos desengnacharnos?

Si hemos alcanzado una situación de dependencia que está repercutiendo en nuestra vida personal, social y laboral es recomendable acudir a un especialista en el tratamiento de la adicción a las redes sociales.

Si ése es tu caso, no dudes en consultarnos.

Deja un comentario

Menú de cierre